UNIDAD 1. EDUCACIÓN PRESENCIAL Y A DISTANCIA

3. Sistemas de educación presencial vs. sistemas de educación a distancia.

La comparación entre las características de los sistemas de educación presencial y a distancia puede iluminar el panorama sobre cuál de ellos resulta más ventajoso en cada circunstancia. Obviamos aquí los denominados sistemas de educación semipresencial por entender que constituyen una modalidad de la educación a distancia. Le propongo, lector, un método para llevar a cabo la comparación: pongámonos sucesivamente en la mente de los responsables de las instituciones gestoras de los sistemas educativos, en la de los profesores, sea cual sea la modalidad en la que desarrollen su labor, en la de los alumnos o participantes y en la nuestra, en la situación actual en la que nos encontramos en este curso.

3.1. El punto de vista de las instituciones educativas

Hasta hace relativamente poco tiempo la convivencia de las modalidades de educación presencial y a distancia en los sistemas educativos solía tener un carácter complementario. Se trataba de ofrecer –sobre todo en el ámbito de la enseñanza pública- diferentes oportunidades a personas que podían encontrarse en situaciones muy diversas. En el fondo, la educación a distancia nace como un sistema compensatorio dirigido a las personas que por diferentes causas no podían incorporarse al sistema presencial, identificado tradicionalmente como el más genuinamente educativo. El desarrollo y la extensión de las tecnologías de la información y la comunicación ha modificado sustancialmente esta situación. Hoy, muchas personas optan por una u otra modalidad, no desde una situación de carencia de oportunidades de acceso, sino desde la pura conveniencia.

 

Las decisiones que toman las instituciones educativas, sean públicas o privadas, en torno al tipo de modalidad educativa a desarrollar dirigida a un determinado segmento de población o tipo de enseñanza, suelen obedecer a diferentes criterios. Los más relevantes son los económicos, organizativos y los de eficiencia.

Criterios económicos

Los criterios económicos suelen ser estratégicos en la determinación del tipo de modalidad educativa a poner en marcha. Salvo irresponsabilidad manifiesta, cualquier responsable de una institución suele tener en cuenta el monto y la distribución temporal de las inversiones a realizar, la estructura de costes y las repercusiones de aquellas en los órdenes cuantitativo y cualitativo. Las características económicas de ambos tipos de sistemas son las siguientes:

 

Características económicas
Educación presencial
Educación a distancia
Basada en la utilización intensiva y continuada de mano de obra cualificada (profesorado) Basada en la utilización intensiva del capital en las fases iniciales
Vinculada al número de estudiantes Vinculada a los costes iniciales de puesta en marcha
El coste anual por estudiante no suele variar (estabilidad en las ratios alumno-profesor) El coste anual por estudiante desciende significativamente al incrementarse el número de matriculados en un curso
Tendencia al mantenimiento o incremento de costes Tendencia a la reducción de costes
Menor inversión inicial Mayor inversión inicial
Costes de infraestructura con tendencia a la inestabilidad Costes de infraestructura estables

Criterios organizativos

No sería adecuado decantarse hacia una u otra modalidad educativa siguiendo criterios estrictamente económicos. Sobre todo si lo que se pretende es que el sistema educativo lleve a la práctica las formulaciones contenidas en sus objetivos y no se precipite hacia los abismos del puro negocio o de la demagogia. Así que, una vez analizada la pertinencia económica de una u otra alternativa para una determinada situación, sería preciso abordar la naturaleza de los protocolos organizativos básicos que sería preciso poner en marcha en cada una de las modalidades. Pese a que la costumbre nos haga ver lo contrario, las organización de los sistemas educativos, sea cual sea su modalidad, se caracterizan por una evidente complejidad. Esta complejidad muestra sin embargo perfiles muy diferentes en los dos tipos de educación, como puede observarse en el cuadro siguiente:

 

Características organizativas
Educación presencial
Educación a distancia
Planificación relativamente simple y descentralizada Planificación compleja y centralizada
Planificación a corto plazo Planificación a largo plazo
Escasa división del trabajo cualificado, limitado básicamente a la función docente División del trabajo cualificado muy acusada, tanto en el de tipo docente como en el no docente (producción, diseño, comunicación, etc. )
Organización basada en criterios artesanales: profesionales agrupados en los centros por especialidades docentes Organización basada en criterios industriales: diseño, producción, distribución, control de calidad
El sistema suele asumir todas las funciones Contratación externa de funciones especializadas
Los materiales didácticos pueden ser utilizados o no a criterio del profesor o en función de las circunstancias Los materiales didácticos especializados resultan imprescindibles
La comunicación cara a cara se organiza naturalmente en el seno de cada grupo-clase Es básico el despliegue de un sistema de comunicación soportado tecnológicamente
El profesorado puede desempeñar su función con el bagaje proporcionado por su formación inicial El profesorado precisa de una formación especializada, no adquirida en su formación inicial
Escasa relevancia (o inexistencia) del personal técnico y administrativo Importancia notable del personal técnico y administrativo

Criterios de eficiencia

Partiendo de la pura ortodoxia pedagógica y descartando, por tanto, intereses espurios, posiblemente sean los criterios de eficiencia, mucho más que los de tipo económico y organizativo, los más influyentes en la decisión de implantar una u otra modalidad educativa en una determinada circunstancia. Plantear las cosas de otro modo sería suicida para los responsables de la misma. ¿De qué valdría poner en marcha un determinado sistema de enseñanza, que resultase viable desde el punto de vista económico y funcional desde el organizativo, si no lograra que un número significativo de sus usuarios lograsen las capacidades fijadas en sus objetivos? Los criterios de eficiencia están vinculados con el grado de acierto en la toma de decisiones sobre el tipo de públicos y el tipo de circunstancias a los que se dirige la acción docente. Por eso es importante que sean utilizados cuidadosamente. Las características de ambas modalidades educativas en lo que se refiere a su eficiencia son las siguientes:

 

Características en relación con la eficiencia
Educación presencial
Educación a distancia
Dirigida a personas: Dirigida a personas:
agrupadas por características homogéneas: edad, lugar de residencia, etc. de características heterogéneas
habitantes en entornos cercanos habitantes en entornos dispersos
cuyo tiempo disponible para el estudio puede sistematizarse de acuerdo a un estándar cuyo tiempo disponible para el estudio sólo puede sistematizarse teniendo en cuenta circunstancias personales
que suelen adoptar, parcial y sistemáticamente, el rol de estudiantes que suelen adoptar, muy esporádicamente, el rol de estudiantes
Debería preferirse para: Debería preferirse para:
El aprendizaje de personas con más bajos niveles relativos de instrucción El aprendizaje de personas con más altos niveles relativos de instrucción
Atender a personas con necesidades complementarias a la motivación hacia el estudio Atender a personas con alta motivación de logro
Atender a personas poco familiarizadas con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación Atender a personas familiarizadas con el uso de las tecnologías de la información y la comunicación
Atender a personas con difícil acceso a este tipo de tecnologías Atender a personas con fácil acceso a este tipo de tecnologías
Atender a personas habitantes en contextos dotados con suficientes infraestructuras educativas y culturales Atender a personas habitantes en contextos con escasas infraestructuras educativas y culturales
Enseñanzas básicas Enseñanzas de niveles medios y altos
Enseñanzas que requieran destrezas manuales o habilidades sociales Enseñanzas de lápiz y papel o soportadas por tecnologías informativas

3.2. El punto de vista del profesorado

Entre el profesorado inexperto en educación a distancia suele estar bastante extendida una concepción carencial de ésta. Cuando se acercan a ella por primera vez, la tendencia más generalizada consiste en tratar de aplicar los métodos propios de la educación presencial. Esto daría lugar, en los casos extremos, a una suerte de educación semipresencial intermitente y comprimida, que sólo se diferenciaría de la presencial en la periodicidad de los contactos profesor-alumno. Los profesores bien entrenados en la metodología de la educación a distancia suelen tener una visión bien diferente del asunto. Las características de ambos sistemas desde el punto de vista del profesorado son las siguientes:

 

Educación presencial
Educación a distancia
Facilita el aprendizaje cooperativo Facilita el aprendizaje personalizado
Estimula la socialización Estimula la iniciativa individual
Se organiza en torno al grupo clase Se organiza en torno al estudiante
Permite el refuerzo inmediato Permite una atención ajustada a las necesidades de cada alumno
El profesor es la fuente básica de información, complementada con otros medios didácticos señalados por él. El profesor orienta sobre las fuentes de información pertinentes
Los materiales didácticos están supeditados a las directrices del profesor Los materiales didácticos son el soporte básico de transmisión de la información
El método didáctico es básicamente verbal y gestual El método didáctico es básicamente escrito o gráfico
El profesor suele marcar el ritmo de progreso en los aprendizajes Cada alumno marca su propio ritmo de progreso en los aprendizajes
Permite un conocimiento progresivo de cada alumno, al que se van incorporando datos procedentes de la convivencia cotidiana Requiere de un conocimiento sistemático del alumnado desde las primeras fases del proceso de enseñanza-aprendizaje

../documentacion_complementaria/aprender y enseñar a distancia.pdf

3.3 El punto de vista de los participantes

Llegados a este punto, quisiera que se preguntase, lector, por las razones que le han llevado a elegir este curso. ¿Lo ha elegido por sus contenidos?; ¿porque no había otro en su entorno de características similares al que pudiera acudir regularmente? o ¿porque le permite ir aprendiendo a su ritmo compatibilizándolo con su trabajo? Piense en lo que echa en falta en él. ¿Tal vez un mayor contacto con los compañeros y con los profesores? ¿O que dicho contacto fuera cara a cara? ¡Ah!, una última pregunta, ¿Piensa usted que todos los participantes en el mismo darían respuestas similares a la suya? Las respuestas a preguntas de este tipo nos ofrecerían un enorme abanico de razones para fundamentar la elección de una u otra modalidad educativa. Algunas de las más relevantes son las siguientes:

 

Suelen preferir la modalidad
Educación presencial
Educación a distancia
Las personas con dificultades para trabajar solas Las personas con mayor capacidad de trabajo autónomo
Las personas orientadas hacia el aprendizaje cooperativo Las personas orientadas hacia el aprendizaje individual
Las personas con menor dominio de las tecnologías de la información y la comunicación Las personas con mayor dominio de las tecnologías de la información y la comunicación
Las personas más jóvenes, con menores responsabilidades sociales Las personas más adultas, que desempeñan un mayor número de roles
Las personas más necesitadas de la educación como ámbito de socialización Las personas más necesitadas de la educación como ámbito para la obtención de títulos y diplomas
Las personas con poca fuerza de voluntad Las personas con fuerza de voluntad
Las personas que pueden subordinar sistemáticamente sus otros roles al de estudiante Las personas que no pueden subordinar sistemáticamente sus otros roles al de estudiante