UNIDAD 1. EDUCACIÓN PRESENCIAL Y A DISTANCIA

2. Fundamentos de la educación a distancia

Vuelvo de nuevo a poner sobre la mesa la idea de que la educación es hija de su tiempo. Aunque convendría añadir, a estas alturas del discurso, que también es hija de la necesidad. Las sociedades han implantado a lo largo de la historia unos u otros sistemas educativos, empujadas por la necesidad de transmitir y reproducir el saber y la tradición cultural. Y lo han hecho aplicando las concepciones, los conocimientos, los recursos y la tecnología disponibles en cada momento.

 

No es casual que los sistemas de educación a distancia aparezcan en pleno desarrollo de las sociedades industriales. Con anterioridad no existían ni las necesidades objetivas de mano de obra cualificada, ni las posibilidades tecnológicas de construir un sistema que posibilitase un estudio eficaz a personas que vivían alejadas de las escuelas. Hasta entonces, tampoco estaba extendida la idea del estudiante como ente autónomo e independiente del profesor. Tampoco se había profundizado en la concepción de la educación como sistema de comunicación. Estos tres grandes enfoques permiten fundamentar la educación a distancia desde las perspectivas socioeconómica, comunicativa y de la autonomía personal.

2.1 Perspectiva socioeconómica

El autor que más ha subrayado los condicionantes socioeconómicos como principal motor de la aparición y desarrollo de la educación a distancia es Otto Peters. En su teoría de la industrialización, formulada en sendos artículos publicados en 1971 (Aspectos teóricos de la enseñanza por correspondencia (artículo en inglés) y 1973 (Investigaciones para una forma industrializada de enseñanza y aprendizaje, artículo en alemán), Peters denomina a la educación a distancia con el expresivo nombre de enseñanza industrializada, con el objeto de subrayar el hecho de que los condicionantes sociales y económicos del industrialismo eran los responsables de este nuevo tipo de educación. La educación a distancia adopta los sistemas de planificación y organización propios del modelo industrial, en lo que se refiere a:

 

2.2 Perspectiva comunicativa

Un enfoque radicalmente diferente es el de Holmberg, que centra su atención en el proceso de comunicación entre el estudiante y el docente. Dicho proceso debe plantearse como una conversación didáctica guiada que se orienta hacia el aprendizaje. Dicha conversación debería tener en cuenta los siguientes planteamientos:

 

Observará lector, que el planteamiento de la conversación didáctica guiada como eje central sobre el que llevar a cabo la educación a distancia se alimenta de los mismos principios que alientan el método dialógico de Paulo Freire. Pero mientras el planteamiento freiriano busca la toma de conciencia profunda por parte del educador sobre la necesidad educativa del diálogo, la propuesta de Holmberg trata de advertir sobre la necesidad de cuidar los aspectos que pueden dificultar la conversación por motivos técnicos. Holmberg se muestra convencido de que:

 

2.3 Perspectiva de la autonomía personal

Esta perspectiva nos adentra de lleno en el campo de la educación de adultos. Algunos autores como Moore han destacado la condición autónoma de las personas adultas como base en la que asentar el éxito de la educación a distancia. La madurez y responsabilidad que se supone a todo adulto actúan como el principal motor que les orienta hacia el estudio. Pero además, cabe considerar la importancia que ha ido adquiriendo en los últimos tiempos las ideas sobre la personalización de la enseñanza y la atención a la diversidad (Con mayor frecuencia de la debida se utiliza el concepto de atención a la diversidad aplicado al ámbito de la educación especial. Este principio sin embargo debe ser aplicado a toda la acción educativa. Los procesos de enseñanza-aprendizaje deberían diversificarse dado que son diversas las personas que participan en ellos). Por ello cabe tener en cuenta las diferencias individuales que influyen en el aprendizaje a distancia (Evidentemente también en el aprendizaje presencial, pero en el aprendizaje a distancia se acentúan):