Los Servicios de Terminal Server permiten la ejecución de aplicaciones de cliente en un servidor para que las estaciones de trabajo clientes puedan funcionar como terminales de alguna aplicación instalada en el servidor Windows Server 2008. El servidor puede proporcionar múltiples sesiones de usuario para dicho fin.

En Windows Server 2008 los Servicios de Terminal Server son la base para varias características que permiten conectarse al servidor de forma remota y realizar tareas administrativas.

El Escritorio Remoto (anteriormente denominado Servicios de Terminal Server en modo de administración remota) proporciona funciones de administración de servidor remoto para los sistemas operativos de la familia Windows Server 2008. Con esta característica, se puede administrar un servidor desde prácticamente cualquier equipo de la red. No se necesitan licencias para disponer de dicho tipo de conexión, pudiendo disponer de la propia sesión de la consola del servidor o de una sesión de conexión remota al mismo. Para acceder al servidor mediante una conexión a Escritorio Remoto hay que autenticarse previamente en el dominio como un usuario habilitado para ello.

Así pues, podremos utilizar una Conexión a Escritorio Remoto para administrar nuestro equipo Windows Server 2008 cuando no sea posible acceder físicamente al mismo. Habitualmente el equipo servidor Windows Server 2008 suele instalarse en un Centro de Proceso de Datos (CPD) o en el peor de los casos en una zona aislada y de acceso controlado, para evitar que usuarios no autorizados puedan acceder al mismo; ahí entra en juego Escritorio Remoto como herramienta de gestión remota del equipo servidor Windows Server 2008.

Los usuarios que inician una sesión de Escritorio Remoto en su estación de trabajo, sólo ven su sesión, administrada de manera transparente por el sistema operativo del servidor e independiente de cualquier otra sesión de cliente que se pudiera estar ejecutando. El software de cliente puede ejecutarse en varios dispositivos hardware de cliente, incluidos equipos y terminales basados en sistemas operativos Windows, Linux y Macintosh.

Desde el punto de vista de la estación de trabajo donde se ejecuta el Cliente de Escritorio Remoto, éste aparece como una ventana en el entorno de escritorio local que contiene sólo la cantidad mínima de software necesaria para establecer una conexión con el servidor y presentar la interface de usuario, el resto de funciones del sistema operativo (así como las aplicaciones), se ejecutan en el servidor. El cliente puede ejecutarse en distintos sistemas operativos Microsoft, tales como Windows 95, Windows 98, Windows Millennium, Windows NT, Windows 2000, Windows XP, Windows 2003, Windows Vista, Windows 2008 y Windows 7.

Icono de iDevice

Actividad 1

Busca por Internet otras aplicaciones que permitan acceder de modo remoto a un ordenador y compara sus funcionalidades con las que presta Escritorio Remoto