En este apartado nos centraremos en la instalación de los equipos clientes del dominio, debiendo decantarnos por una de las dos siguientes posibilidades para lograr el objetivo de disponer de equipos clientes integrados en el dominio del equipo servidor:
  • Instalar un equipo cliente del dominio de forma manual.- En concreto instalando un equipo cliente Windows 7 e integrándolo posteriormente en el dominio del equipo servidor Windows Server 2008. Esta primera posibilidad será la opción recomendada por ser más sencilla y simple en complejidad técnica, así como más corta en cuestiones temporales, pero menos potente en cuanto a posibilidades frente al servicio WDS.
  • Instalar el servicio WDS en el equipo servidor Windows Server 2008.- La extensión y complejidad técnica del proceso de instalación y configuración del servicio WDS, así como la descarga desde Internet de múltiples complementos necesarios para su configuración, hacen que la realización práctica de todos los contenidos propios de este servicio suponga una inversión temporal muy elevada, excesiva desde nuestro punto de vista; de ahí que con el fin de evitar invertir dicha cantidad de tiempo, dejaremos esta parte del material como un contenido de obligada lectura, pero no de obligada realización.
Como comentamos con anterioridad, tan sólo deberemos llevar a cabo de forma práctica los contenidos propios del apartado Cliente Windows 7, dejando todos los contenidos del apartado Servicio WDS como un material de obligatoria lectura, dejando su realización práctica para aquellos lectores con un perfil más técnico, y como material  voluntario para ampliación de conocimientos.