Evaluación de las acciones de la biblioteca relacionadas con la ALFIN

El Ministerio de Educación publicó en 2011 el documento Bibliotecas escolares ¿entre interrogantes?, en el que se proporcionan una serie de pautas para evaluar las bibliotecas escolares de cara a definir planes de mejora.

En el apartado D5 - Competencia digital, en información y para aprender a aprender, se valoran las acciones de la biblioteca en relación con la alfabetización digital y la alfabetización en información.

¿Cómo lo estamos haciendo?

El primer paso de la autoevaluación supone valorar cómo lo estamos haciendo:

DEFICIENTE LIMITADO BUENO EXCELENTE
Implicación en el desarrollo de las competencias La biblioteca no realiza ninguna acción específica. La biblioteca realiza acciones de manera esporádica.
Ante demandas concretas, la biblioteca orienta a los estudiantes en distintas necesidades de información y ayuda a precisar los objetivos de aprendizaje y/o investigación. En estos procesos está integrado el uso de algunas herramientas digitales, específicamente para la búsqueda de recursos.
Existe una oferta de actividades desde la biblioteca que cubre varios de los objetivos y contenidos del currículo. Además de atender a demandas concretas, se incide en los procesos de búsqueda, selección y análisis crítico de la información (mediante actividades, recursos, talleres...). Está integrado el uso de herramientas digitales que ayudan a gestionar el trabajo personal del alumno (búsquedas, plan de trabajo, borradores...). Existe un programa articulado y graduado, con objetivos y propuestas por niveles. Se acuerda el papel de la biblioteca en coordinación con el equipo docente.
Se preparan materiales de formación.
Se incide en todos los procesos relacionados con la obtención de información, la transformación y la comunicación.
Está integrado el uso de herramientas digitales que ayudan a gestionar el trabajo personal del alumno.
Además del uso de herramientas digitales para la búsqueda, se emplean servicios RSS o el etiquetado de recursos con marcadores sociales. Asimismo, se emplean herramientas digitales de presentación (procesadores de textos, presentaciones multimedia, web...) y para el trabajo en colaboración (blogs, wikis, gestores de textos en colaboración...).
Alcance de las acciones en los diferentes niveles, ciclos y áreas No se cubre ningún nivel, ciclo o área concreta. Las acciones se centran en algún nivel, ciclo o área; normalmente, por la facilidad de coordinación con sus docentes o por el interés y la cercanía de sus estudiantes.
Las acciones cubren, aproximadamente, la mitad de la oferta formativa del centro.
Las acciones cubren más del 75% de la oferta formativa del centro y existen planes para su generalización al conjunto del centro.
Coordinación con el plan de TIC del centro No existe coordinación con el plan de TIC. La biblioteca aporta recursos (normalmente, selección de materiales en función de demandas) para el desarrollo de algunas de las acciones del Plan de TIC.
La biblioteca interviene en la preparación del Plan de TIC y se coordina con este para el logro de los objetivos comunes. Normalmente, se comparten recursos y se programan actividades de manera conjunta.
La biblioteca interviene en todas las fases del Plan de TIC, desde la planificación hasta la ejecución y la evaluación, aportando datos para formular mejoras.

¿Cómo saber el nivel de logro de nuestra biblioteca?

En un segundo momento, se proponen preguntas y procedimientos de recogida de información que ayuden a situarse en alguno de los niveles propuestos. Conocer el nivel de logro de la biblioteca escolar supone aprender a valorar su práctica en relación con diversos indicadores de calidad.

Preguntas para conocer el nivel de logro

Estas preguntas te ayudarán a conocer los puntos fuertes y débiles de la biblioteca en relación con la alfabetización digital y la alfabetización en información. Una vez que las hayas contestado, podrás ayudarte de tus respuestas para situar la biblioteca en alguno de los cuatro niveles descritos en el capítulo (deficiente, limitado, bueno o excelente). Las respuestas (verdadero/falso) y su retroalimentación, no deben ser vistas como un valor absoluto, sino como una guía orientativa.

Para recabar información puedes:

  • Analizar el Plan anual de la biblioteca, tomando como referencia las preguntas que se sugieren.
  • Convocar una reunión para revisar las preguntas sobre este tema en colaboración con la Comisión de biblioteca o con profesorado cercano a la biblioteca.
  • Revisar el Plan de TIC del centro, analizando los objetivos y los ámbitos comunes de trabajo.
  • Mantener una reunión con la persona responsable de TIC en el centro.

1. ¿La biblioteca realiza acciones orientadas a apoyar el desarrollo de las competencia digital, en información y para aprender a aprender?

Verdadero. Falso.
 

2. ¿La biblioteca y el centro entienden que este es un cometido de la biblioteca, en colaboración con el equipo docente?

Verdadero. Falso.
 

3. Ante demandas concretas, ¿la biblioteca atiende diversas necesidades de información y trata de ayudar a perfilar el objetivo de aprendizaje y/o investigación?

Verdadero. Falso.
 

4. ¿La biblioteca forma en estrategias de búsqueda, selección y análisis crítico de la información (propone actividades, proporciona recursos, programa algún taller...)?

Verdadero. Falso.
 

5. ¿Estas acciones se organizan en un programa articulado, con objetivos y propuestas diferenciados por niveles?

Verdadero. Falso.
 

6. ¿Se preparan materiales de formación específicos?

Verdadero. Falso.
 

7. En los procesos de búsqueda y selección de recursos que se enseñan a los alumnos, ¿se integran herramientas digitales (buscadores, archivo de favoritos...)?

Verdadero. Falso.
 

8. En la búsqueda y selección de recursos, ¿se enseña a emplear servicios RSS o el etiquetado con marcadores sociales (Delicious, Diigo, etc.)?

Verdadero. Falso.
 

9. ¿Se enseña a utilizar herramientas digitales para gestionar el trabajo personal (elaborar y seguir un plan de trabajo, archivar borradores...)?

Verdadero. Falso.
 

10. ¿Se ofrecen instrumentos digitales para el trabajo en colaboración (blogs, wikis, herramientas para la producción y gestión de textos en colaboración...)?

Verdadero. Falso.
 

11. ¿Se enseñan formas de presentación de la información con distintas herramientas digitales (presentaciones multimedia, procesadores de textos, web...)?

Verdadero. Falso.
 

12. ¿Se incide en estrategias que ayuden a los alumnos a gestionar los propios procesos de aprendizaje (por ejemplo, hacer y seguir un plan de trabajo, evaluar los pasos que se dan, analizar problemas y dificultades en el proceso, formalizar qué y cómo se ha aprendido algo...?

Verdadero. Falso.
 

13. ¿Se ofrecen programas de formación en relación con la información y las bibliotecas de manera diferenciada, para estudiantes y docentes?

Verdadero. Falso.
 

14. ¿Se realizan propuestas adaptadas para distintos ciclos y niveles?

Verdadero. Falso.
 

15. En caso de que el centro disponga de un Plan de TIC, ¿la biblioteca tiene alguna participación?

Verdadero. Falso.
 

16. ¿Ha colaborado en la fase de preparación del Plan de TIC?

Verdadero. Falso.
 

17. ¿Se han coordinado los objetivos y las acciones que comparte el Plan de TIC con el de la biblioteca?

Verdadero. Falso.
 

18. ¿Se aportan recursos para el desarrollo del Plan de TIC?

Verdadero. Falso.
 

19. ¿Se colabora en la ejecución del Plan de TIC mediante el programa de formación en el uso de la información?

Verdadero. Falso.
 

20. ¿Participa la biblioteca en la evaluación del Plan de TIC, aportando datos (prácticas de estudiantes en relación con la información, valoraciones del alumnado y del profesorado...)?

Verdadero. Falso.
iDevice icon Para saber más ...

Bibliotecas escolares ¿entre interrogantes?. Herramienta de autoevaluación: preguntas e indicadores para mejorar la biblioteca. [Documento en línea] Madrid : Secretaría General Técnica del Ministerio de Educación : Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 2011. [Consulta: 23-2-2012].