Animar a leer mediante las TIC

Muchas de las actividades que hemos reseñado en los apartados precedentes, adquieren un gran valor añadido, son más fáciles de organizar y resultan mucho más atractivas si aprovechamos los recursos que nos proporcionan las TIC. Estas permiten, también, producir materiales que se pueden reutilizar cuando la biblioteca o su comunidad de personas usuarias lo necesite. Por último, es innegable la capacidad de atracción que ejercen los medios digitales sobre el alumnado, característica que debemos aprovechar para animar a la lectura.

Las TIC facilitan el acceso a las obras literarias y la producción de materiales relacionados con ellas, crear comunidades para compartir experiencias en torno al libro y la lectura, diseñar actividades motivadoras.... Ahora veremos algunos ejemplos.

La biblioteca digital y el libro electrónico

Formar lectores implica entre otras cosas, como ya hemos dicho muchas veces, prepararlos para utilizar distintos soportes. Actualmente, existe una gran variedad de sitios web en los que se pueden encontrar publicaciones digitales libres de derechos de autoría.

  • Proyecto Gutenberg: miles de obras digitalizadas por voluntariado, organizadas en un catálogo de fácil navegación.
  • Open Library: la Biblioteca Abierta (Open Library) es un proyecto de la organización sin ánimo de lucro Internet Archive. Agrupa en cada una de sus páginas la descripción de la obra y el acceso a las diferentes ediciones disponibles.

Estas publicaciones pueden ser descargadas para ser leídas en distintos dispositivos: lectores de libros electrónicos, tabletas, móviles... Aunque las posibilidades económicas de los centros no permitan adquirir un gran número de ellos, sí es imprescindible que la biblioteca cuente con alguno para, al menos, realizar una labor de formación. Es bastante probable que el alumnado sí disponga de estos dispositivos en su domicilio y es tarea de los centros enseñar a utilizarlos correctamente, orientar su uso educativo.

Algunas bibliotecas escolares ya han iniciado proyectos piloto de préstamo de libros electrónicos, con resultados satisfactorios: las ventajas que ofrecen, animan a leer por sí mismas a la generación de nativos digitales.

  • Son ligeros y portables.
  • Tienen una gran capacidad de almacenamiento.
  • Permiten introducir notas, subrayar, destacar texto... sin dañar la obra original.
  • Permiten realizar búsquedas.

Imagen de un texto interactivo

Pero además, existen publicaciones que añaden interactividad a los textos e ilustraciones, lo que las hace más atractivas para el alumnado. Estos ejemplos pueden leerse en línea mediante el navegador.

iDevice icon Para saber más ...

Para conocer más recursos de este tipo recomendamos la lectura del artículo Una docena de webs donde encontrar publicaciones libres de derechos de autor.

Dispositivos móviles y códigos QR

Los códigos QR (Quick Response) son una evolución de los códigos de barras que almacenan información de distintos tipos en una matriz de puntos. Se pueden leer desde un teléfono móvil, un tablet o un ordenador equipado con una webcam. Su uso en la biblioteca escolar es muy interesante, porque permite hacer llegar al alumnado información relevante sobre sus fondos.

Un código QR colocado en un libro puede remitir:

  • A un vídeo en Internet donde el autor lee su obra.
  • A una página que lo reseña.
  • A una página con críticas y recomendaciones escritas por el alumnado.
  • A la versión digital de la obra, que se puede descargar en el propio dispositivo.
  • A un tráiler de una película basada en él.

Por ejemplo, el código de la imagen, remite a una reseña de El secuestro de la bibliotecaria en la revista Imaginaria.

Ejemplo de código de una imagen

Existen muchas páginas en Internet que permiten la generación de estos códigos, entre otras:

Para leerlos, existen distintas aplicaciones, en función del sistema operativo o la marca del terminal. No obstante, la biblioteca debe contar con un punto de lectura de códigos QR para faclitar su uso a las personas que carezcan de un dispositivo con esta capacidad.

Punto de lectura de códigos QR

Redes sociales especializadas en libros y lectura: estanterías virtuales

Así como las redes sociales generalistas facilitan la labor de difusión de la biblioteca escolar, existen otras creadas específicamente para compartir experiencias en torno a los libros y la lectura: permiten comentar los libros que se está leyendo, puntuarlos o valorarlos, enviar recomendaciones, conocer lectores con los mismos gustos...

Anobii

La mayoría de estas redes aportan muchísima información sobre los libros, permiten consultar listas con las obras más populares, las más leídas, las mejor valoradas...

Una funcionalidad muy interesante es la de poder generar estanterías virtuales con los libros que se han leído, que se pueden insertar con mucha facilidad en páginas web o blog. La biblioteca puede utilizarlas para promocionar las novedades o cualquier selección de obras que interese difundir en ese momento.

Este es un ejemplo de estantería virtual generada en Anobii.

Anobii

iDevice icon Para saber más ...

Para conocer más redes sociales especializadas (Lecturalia, Quelibroleo.com, Entrelectores...) recomendamos la lectura del siguiente artículo en El blog de Totemguard: Redes sociales para contagiar ganas de leer en el aula.

Clubes de lectura digitales

Ya hemos visto que la creación de clubes de lectura contribuye enormemente a animar a leer. Los clubes de lectura digitales pueden servir de apoyo a los presenciales o bien funcionar de un modo exclusivamente virtual. Se trata de espacios, normalmente en blogs o redes sociales, en los que se habilitan mecanismos para elegir las lecturas a partir de reseñas elaboradas por la biblioteca, comentar los libros, otorgarles puntuaciones, etc. Si funcionan como apoyo a los presenciales, algunas de sus tareas fundamentales son recordar las fechas de las reuniones, publicar los acuerdos del grupo, resumir las sesiones realizadas, etc.

Algunos ejemplos de clubes de lectura en la red son:

Producción de podcast

Las TIC nos ayudan a animar a leer desde la oralidad, por ejemplo, mediante la grabación de podcast, que son ficheros de audio disponibles on-line para escuchar o descargar.

El alumnado puede recomendar libros, leer fragmentos, etc., lo que permite mejorar su expresión oral y que tome el protagonismo para ejercer la crítica entre iguales.

  • En Librolandia, blog del C.P. San Félix, de Candás, existe una sección denominada Librocast en la que encontraremos buenos ejemplos de este tipo de podcast, realizados por alumnado de Primaria.

    Podcast sobre libros

  • El blog Apuntes de Lengua, reúne, bajo el título Experiencias lectoras 2.0, un buen número de podcast literarios realizados por alumnado de secundaria.
  • El proyecto Kuentalibros es un espacio dirigido a recomendar lecturas a través de la red mediante podcast.

iDevice icon Para saber más ...

El Blog de TIC en Lenguas Extranjeras ofrece consejos prácticos para la creación de podcast en el aula.

Producción de videocast

Los medios que permiten la grabación de vídeo digital en la actualidad (cámaras, telefónos móviles, webcams) están al alcance de cualquier biblioteca escolar y son muy sencillos de manejar. En la misma línea que la actividad anterior, la producción de videocast se puede aprovechar, por ejemplo, para culminar un trabajo de investigación con una presentación pública de las conclusiones.

En el vídeo que aparece a continuación, un alumno de Primaria realiza una crítica de un libro, con el apoyo de una pizarra digital.

Rutas literarias

La construcción de itinerarios geográficos ligados a obras literarias o a sus autores y autoras, es muy sencilla aprovechando las herramientas que proporciona Google Maps. Por ejemplo, tras la lectura de un libro, se puede realizar una actividad que consista en señalar las localizaciones que aparecen en él, añadiendo fotos y comentarios explicativos.

También se puede proporcionar al alumnado el enlace a una ruta ya elaborada, para consultarla durante la lectura de la obra, lo que hará la experiencia mucho más interactiva.

  • Un buen ejemplo de ruta literaria es la que recorre los escenarios que aparecen en la novela El palacio azul de los ingenieros belgas. La actividad, impulsada por la biblioteca escolar del IES Sánchez Lastra, ha sido realizada por el alumnado de 1º de Bachillerato.
Ruta literaria en Google Maps
  • El proyecto colaborativo Callejeros literarios es una propuesta didáctica en la que han participado un buen número de centros de distintas comunidades autónomas, buscando las huellas literarias en las calles de sus pueblos o ciudades.

Recursos en línea para crear o distribuir producciones digitales

Ya hemos visto la importancia de animar a leer desde la escritura, pero del mismo modo que las TIC están cambiando las formas de leer, también abren camino a nuevos modos de escribir, a nuevas formas de expresión que combinan texto, imagen y sonido.

Webs para crear historias

Existen multitud de servicios en línea orientados a la creación de historias de forma individual o colaborativa: son webs que permiten escribir cuentos, revistas, cómics, etc. La mayoría aporta recursos gráficos y sonoros que el alumnado puede utilizar para acompañar a sus textos. Algunos ejemplos son:

  • Batalugu. Permite la creación de cuentos digitales interactivos, seleccionando escenarios y personajes. Para ampliar la información sobre este recurso recomendamos la lectura de la reseña realizada por Educa con TIC.
Myths and legends
  • Literativa. Es una red social de escritura no-lineal colaborativa que propone contar historias de las que se pueden desgajar otros hilos argumentales si los existentes no nos satisfacen. Recomendable para Secundaria.
  • Coompone. Es un portal web de composición colaborativa para escribir en grupo poemas o canciones. Ramón Bauzá expone una excelente propuesta de uso didáctico.
Coompone

Servicios para crear o difundir presentaciones

Las presentaciones realizadas con programas como PowerPoint o Impress, facilitan la transmisión de cualquier tipo de información con un formato atractivo y son, desde hace tiempo, un recurso muy utilizado en los centros escolares. Pero además, permiten la creación de materiales en los que el alumnado exprese su creatividad, ilustrando o creando cuentos, recomendando libros, películas, etc.

Una vez creada la presentación, es recomendable compartirla a través de Internet, ya que para el alumnado es muy estimulante ver sus trabajos publicados. Alguno de los servicios que permiten alojarlas son:

El cuento Un deber de caballera, para el que los niños y niñas de la EEI José Zorrilla han realizado las ilustraciones, es un excelente ejemplo de trabajo colaborativo para construir una narración alejada de estereotipos sexistas.

Un deber de caballera

A diferencia de los dos servicios citados anteriormente, existen otros que permiten crear on-line las presentaciones, como:

Servicios para crear posters o carteles interactivos

¿Qué biblioteca escolar no ha creado alguna vez un cartel? ¿Y por qué no aprovechar las posibilidades que ofrecen las TIC para hacerlo interactivo?

Glogster es un servicio para crear posters o carteles (glogs) en los que se puede incluir texto, audio, imágenes, vídeos y enlaces a páginas web.

El glog Recordando a Miguel Hernández forma parte de un proyecto colaborativo en el que el alumnado de distintos centros homenajeó al poeta con motivo de su centenario.

Recordando a Miguel Hernández

Animamos a explorar las posibilidades de esta herramienta, siguiendo los pasos de este sencillo tutorial: Tutorial de Glogster.

Servicios para difundir publicaciones electrónicas

En el apartado dedicado a los servicios en línea que una biblioteca escolar puede utilizar para difundir sus publicaciones ya hemos reseñado las más populares, Issuu y Calaméo. De igual forma pueden utilizarse para compartir las producciones del alumnado, como muestran estos ejemplos, en los que se han escaneado los dibujos realizados por los niños y niñas.

iDevice icon Para saber más ...
El papel de las TIC en el proceso de lecto-escritura. Leer y escribir en la escuela a golpe de clic. [Documento en línea] En: Revista TicOK, septiembre 2006. [Consulta: 12-2-2012]
http://www.librodenuestraescuela.com/Data/Pdf/Revista%20TicOk-cast-.pdf