¿Cómo señalizar una biblioteca escolar ordenada por la CDU?

Independientemente del sistema de clasificación utilizado en la biblioteca escolar, es absolutamente necesario que el alumnado lo comprenda y lo sepa usar. Para ello existen diversos medios, algunos de los cuales expondremos en este apartado referidos a la CDU, pero aplicables a cualquier otro sistema de clasificación.

Los sistemas de clasificación decimal encierran una gran complejidad, pero su propia estructura ofrece varios niveles de profundización que nos permitirán una utilización acorde con el nivel evolutivo de los alumnos y alumnas. Además, la sistematización que presentan tanto la CDU como la CDD, permite la elaboración de herramientas pedagógicas relativamente sencillas, pero esenciales para que los alumnos lleguen a comprender dichos sistemas. Para ello se pueden utilizar los siguientes elementos de señalización y equipamiento de los documentos:

  • Margarita de 10 pétalos de cartulina de colores diferentes, los cuales representan las clases de la CDU. A éstos se asocian una cifra y una palabra clave, que es una adaptación de los términos de la CDU a las posibilidades de comprensión de los alumnos. Esta margarita debe estar situada en lugar visible a la entrada de la biblioteca.
    Dibujo de la margarita de 10 pétalos en cartulina donde se representan las clases de la CDU
  • Dibujos o pictogramas para representar las subclases de la CDU.
  • Signatura elaborada con la combinación del color de la clase y el pictograma de la subclase.
    Dibujo de signatura elaborada con la combinación del color de la clase y el pictograma de la subclase
  • Tejuelo o etiqueta sobre la que se escribe la signatura alfanumérica, del color correspondiente a la clase de la CDU. Esta etiqueta se pega en el lomo del documento.
  • Señalización de las estanterías mediante los colores de las clases, los pictogramas de las subclases, las cifras y las palabras clave correspondientes.
  • Dibujo de la señalización de estanterías mediante los colores de las clases
    Jordi c. B.C.D. Matemelle: De la marmothèque à la B.C. D.Nice:CRDP, 1994

    Dibujo de señalización de estanterías mediante las cifras y las palabras claves correspondientes
    Jordi c. B.C.D. mode d'emploi. Nice: CRDP:Gallimard Jeunesse, 1994

    Dibujo de señalización de estanterías mediante las cifras y las palabras claves correspondientes
    Jordi c. B.C.D. mode d'emploi. Nice: CRDP:Gallimard Jeunesse, 1994

    Dibujo de señalización de estanterías mediante los colores de las clases y los dibujos de las subclases
    Jordi C. B.C.D. Matemelle: De la marmothèque à la B.C.D. Nice: CRDP, 1994

  • Plano de la biblioteca que se utilizan utilice los mismos colores y pictogramas para indicar la localización de los documentos.
    Dibujo de un plano de la biblioteca donde se utilizan utilice los mismos colores y pictogramas para indicar la localización de los documentos
  • Tabla de clasificación expuesta en lugar visible. Puede tomar diversas formas, según la edad de los/as alumnos/as: cifras de un dígito de color, acompañadas de las palabras-claves simplificadas e ilustradas con los pictogramas correspondientes; tabla que incluya clases y subclases asociadas a su código numérico de uno o dos dígitos y redactadas de forma simplificada; tabla que incluya códigos numéricos asociados a clases y subclases con la redacción propia de la CDU (Anexo 5) , etc.
  • Índice alfabético de la CDU expuesto en lugar visible. Todos estos elementos de señalización y equipamiento de los documentos se pueden complementar con la introducción de elementos visuales en los catálogos manuales. Por ejemplo:
    • Catálogos para los más pequeños elaborados con una fotocopia de la cubierta en la que se pega una etiqueta del color correspondiente a la clase de la CDU y el pictograma correspondiente a la subclase. Por detrás se puede escribir el nombre del autor y el título para poder utilizar el catálogo con alumnos de varias edades.
    • Catálogos de títulos y materias en cuyas fichas se pega una etiqueta del color correspondiente a la clase.
  • Todas estas herramientas resultarán ineficaces si no se acompañan con actividades de formación de personas usuarias que aborden el conocimiento de la biblioteca con una metodología adaptada a cada edad.

En lo que se refiere a la comprensión de la clasificación, debemos considerar varias etapas evolutivas, que determinarán los objetivos perseguidos y la metodología utilizada.

En las etapas de Educación Infantil y Primaria podemos distinguir tres fases en las que se pueden ir introduciendo paulatinamente a los alumnos y alumnas en el conocimiento de la organización de los documentos de la biblioteca:

  • Fase de los primeros contactos con los libros y las bibliotecas (de 2 a 5 años).
  • Fase de adquisición de la lectura autónoma (de 5 a 8 años).
  • Fase de profundización en la lectura de libros de conocimientos y de literatura infantil (De 8 a 11 años). Esta etapa se caracteriza por un aumento progresivo de la capacidad de trabajo autónomo.

La primera fase correspondería aproximadamente al segundo ciclo de Educación Infantil. Los objetivos que se deben perseguir son:

  • Iniciar al alumnado en el concepto de clasificación de los libros por temas, asociándolo al concepto general de clasificación abordado en la etapa.
  • Facilitar al alumnado la comprensión de la organización espacial de la biblioteca y el acceso libre a los documentos.
  • Profundizar progresivamente en los códigos utilizados para representar dichos temas, empezando por la apropiación de los colores y los pictogramas.

La segunda fase corresponde a los cursos primero, segundo y tercero de la Educación Primaria. Es el momento de introducir nuevos elementos didácticos para la comprensión de la CDU, con los siguientes objetivos:

  • Ayudar al alumnado a afinar el conocimiento de la ordenación de la biblioteca.
  • Profundizar en la búsqueda de los documentos a partir de la simple exploración de los estantes, iniciándoles en el uso de herramientas progresivamente más complejas como, por ejemplo, las cifras y las palabras-claves asociadas a cada clase y subclase.

La tercera fase corresponde a los cursos cuarto, quinto y sexto de Educación Primaria. El objetivo es profundizar en la búsqueda de los documentos a través de los códigos numéricos de la clasificación, las palabras-claves, los índices alfabéticos de éstas, los catálogos manuales o automatizados, la signatura alfanumérica de dos cifras, etc

En la etapa de Educación Secundaria Obligatoria, el objetivo será la profundización en las búsquedas de documentos, mediante un buen conocimiento del sistema de clasificación que, debido a una mayor diversificación de los fondos, presentará una complejidad superior en las subclases.

También tendrán que ir dominando el resto de los instrumentos de recuperación de la información (índice alfabético, tabla de la CDU, signatura, consulta de catálogos manuales y automatizados, etc.). Los alumnos y alumnas de esta etapa deben empezar a utilizar los términos exactos de la CDU, familiarizándose con la clasificación que encontrarán en las bibliotecas públicas.

No obstante, habrá que seguir haciendo un esfuerzo en lo referente a la señalización de la biblioteca, utilizando los códigos de color ya expuestos y todo tipo de ayudas para la localización de los documentos. Se ofrecen dos ejemplos de señalización apropiada para alumnos de estas edades: una ilustración de la CDU y una experiencia desarrollada en la Biblioteca Pública del Estado de Guadalajara.

iDevice icon Para saber más ...

Este capítulo está basado en: Jordi, C. BCD Maternelle: De la marmohèque à la BCD. Nice: C.R.D.P., 1994 y JORDI, C. BCD, mode d'emploi. Nice: C.R.D.P.: Gallimard Jeunesse, 1994.

Gallardo, T.; Ortiz, Consuelo y Pizarro, Carmen. (1995):Experiencias.Un espacio para jóvenes en la biblioteca. Revista: Educación y Biblioteca -53. 

Ilustración de la CDU. Avec l'aimable autorisation d'INTER CDI.

IDevice Icon

Recomendaciones

Se sugiere leer antes el apartado Clasificación del capítulo Proceso técnico, donde se explica en detalle la estructura de la CDU y su adaptación al ámbito escolar.