Tipos de reportaje


Existen muchas posibilidades para su clasificación, según el interés relativo de los factores que integran el relato. J.L. Martínez Albertos distingue los siguientes tipos:
  • De acontecimientos: Se presenta una visión estática de los hechos. El periodista es un observador que escribe desde fuera de los acontecimientos. Éstos se agrupan por orden de importancia. Es idóneo para la descripción, ya que se presentan los hechos de modo simultáneo. En cada párrafo se desarrolla un hecho, de modo que el reportaje se puede ampliar o acortar con relativa facilidad en caso de que fuera necesario.
  • De acción: Visión dinámica de los hechos como algo que está ocurriendo. El periodista sigue el ritmo de la evolución, ya que escribe desde dentro del acontecimiento. Es un modelo recomendado para la narración. El relato sigue la evolución temporal del acontecimiento. Además, no sólo aparecen hechos sino incidentes, descripciones de los protagonistas, etc. En la introducción se sintetiza la esencia de la noticia, se van añadiendo detalles y se amplía lo reseñado inicialmente.
  • De citas: Es lo que conocemos comúnmente como entrevista. Se alternan las palabras textuales del personaje interrogado con descripciones o narraciones por parte del periodista. No hay normas establecidas, pero se considera aconsejable seguir ciertos criterios como guiar el diálogo sin forzarlo, animar al interlocutor pero intercalar las preguntas que interesan, no hacer preguntas desconcertantes o exhibir en exceso el material que se utiliza para tomar notas.
  • Reportaje corto: Son relatos que actúan como nexo de continuidad entre hechos importantes y su misión es, por tanto, mantener viva la atención del público; por eso,hace hincapié en los detalles ambientales y de interés humano. Una pieza indiscutible es el tie-in, siempre que se plantee estrictamente como reportaje de continuidad o de pronóstico.
Cabe añadir el llamado reportaje especial. Aunque no se trata de un nuevo tipo de reportaje, en los últimos años está teniendo un gran desarrollo y aceptación; el ejemplo más característico es el denominado gran reportaje. Se llama así por su extensión y su contenido. Estudia y analiza detalladamente un hecho de amplia repercusión, en tanto que es el resultado y ejemplo de una situación propia de una zona, región, país, etc.
Con frecuencia el reportaje va acompañado de fotografías que ilustran el texto y facilitan su comprensión, al mismo tiempo que aportan más información o complementan la ya detallada en el texto.
Icono de iDevice

Lector crítico

Hay que tener especial cuidado con los reportajes especiales, pues en ocasiones son un instrumento eficaz para la manipulación totalitaria de los lectores. Por eso es preciso estar atento a lo que puede haber detrás de una simple denominación utilizada por profesionales y teóricos del periodismo.

Según Martínez Albertos lo deseable es que las tesis o puntos de vista editoriales se formulen después del estudio y consideración de todos los factores necesarios para la elaboración de un correcto relato interpretativo: conocimiento del mayor número de hechos actuales, estudio de los antecedentes, valoración adecuada del contexto y análisis ponderado de las consecuencias futuras.