Italia y el Neorrealismo

Con la caída del fascismo, el cine italiano inició una nueva era libre de la censura oficial a la que había estado sometido. Entre los autores rebeldes y personales destacaba Luchino Visconti (Vd. Autores), que había iniciado su carrera con Ossessione (1942), una película que iba contra la corriente retórica e insustancial del cine oficial del fascismo. De hecho era una adaptación libre (para no pagar derechos) de la novela negra de James Cain El cartero siempre llama dos veces, de la que Hollywood hará dos versiones (en 1946, con Lana Turner y John Garfield, y en 1981, con Jack Nicholson y Jessica Lange). El retrato que hace Visconti de ambientes vulgares habitados por gentes comunes, rodados en los propios escenarios naturales, dota a esta obra de una veracidad que choca con todos los tabúes establecidos, por lo que será prohibida por la censura.

En 1943, el director Vittorio De Sica, realizó I bambini ci guardano, retrato de un drama familiar visto a través de la sensibilidad de un niño y Michelangelo Antonioni el documental Gente del Po, dos obras que se sumaron a la corriente realista que iba en contra del cine oficial.

I bambini ci guardano - Gente del Po
I bambini ci guardano y fotograma de Gente del Po

El Neorrealismo

El Neorrealismo se inició oficialmente en 1945, cuando Roberto Rossellini realizó Roma, ciudad abierta (Roma, città aperta) (1), en la que narraba los últimos días de la ocupación alemana en Roma y Camarada (Paisa, 1946) (2), donde narra la lucha de la Resistencia, acontecimientos tremendamente recientes, retratados con un vigor y un aire de autenticidad que dará pie a un movimiento que aportará a la historia del cine algunas de sus más grandes obras.

Roma - Paisà (Rossellini)
Fotograma y cartel de Roma (izq.) y Paisà (dcha.) de Roberto Rossellini

Este movimiento fue el resultado de la necesidad, reprimida durante tantos años, de retratar la realidad de manera clara y directa. En esos autores fue decisiva la influencia del cine soviético, del documental británico y del realismo francés, especialmente el de Jean Renoir.

El Neorrealismo era una búsqueda de la objetividad casi documental y del retrato veraz de una temática específica, la del individuo inserto en la colectividad, para lo cual aplicará unos recursos estilísticos y expresivos propios:

  • Puesta en escena y realización marcadas por la precariedad técnica. Se recurre fundamentalmente a escenarios naturales y se reduce la iluminación al mínimo.
  • Movilidad de la cámara ya que no se recoge sonido directo (se doblan).
  • Estilo fotográfico muy básico (muy visible en Roma,... una de las más precarias).
  • Se improvisa, aunque se respetan las normas de continuidad.
  • Se recurre a actores no profesionales o poco conocidos.
  • No hay una elaborada caracterización de los personajes, con poco diseño de producción. Eso le proporciona verismo documental, a la vez que más flexibilidad en la puesta en escena.
  • Atención prioritaria a temas como el trabajo y la vida cotidiana.

A su vez, dentro del Neorrealismo se dan diversas tendencias: el ala idealista que ve en el cine un testimonio de la realidad, a la que se asocia el cine de Roberto Rossellini (Vd. Autores), el humanismo de Vittorio de Sica, la versión más esteticista de Luchino Visconti o el cine más comprometido políticamente de Giuseppe de Santis

En estos años surge una de esas colaboraciones tan importantes en la historia del cine, la del director Vittorio de Sica y el guionista Cesare Zavattini. Juntos componen la ya citada I bambini ci guardano (1943), y después, la trilogía sobre el drama de la vida diaria en Italia, Limpiabotas (Sciuscià, 1946), Ladrón de bicicletas (Ladri di biciclette, 1948) y Umberto D (1952), y la farsa en clave poética Milagro en Milán (Miracolo a Milano, 1951) .

Films de De Sica-Zavattini.
Fotogramas de películas del tandem De Sica-Zavattini

Según algunos estudiosos, si Rossellini busca provocar a través de su cine la indignación del público y Visconti pretende despertar su intelecto,  las obras de De Sica y Zavattini tienden a provocar sentimientos de compasión y ternura en el espectador.

El impacto internacional del Neorrealimo será tal, que su influencia se hará sentir en las cinematografías de todo el mundo. Provocará también cambios en los procesos de producción y en los rodajes, que comienzan a abandonar los estudios para instalarse en exteriores e interiores naturales. Su influencia es innegable en la Nouvelle Vague francesa y el Free Cinema inglés y en numerosos movimientos posteriores (el documentalismo americano, el cine polaco, el realismo social británico, el nuevo cine iraní, Dogma-95,...).

El cine neorrealista no da una imagen radiante ni optimista de Italia, por ello, una vez superada la euforia antifascista de los años de postguerra, el gobierno refuerza la censura. Así aparece la comedia neorrealista, también llamada "neorrealismo rosa" que, utilizando elementos formales del movimiento, compone una serie de piezas que reflejan la alegría del pueblo italiano.

El ocaso del neorrealismo llegó con su estilización y manierismo. Clave en esa decadencia fue Arroz amargo (Riso amaro, 1949) de Giuseppe de Santis, que convirtió en estrellas a sus protagonistas Silvana Mangano y Vittorio Gassman. Aunque el filme mantenía un afán naturalista, no escapaba a una vocación comercial que se iba afianzando en el cine italiano, cada vez más proclive a ofrecer tramas escapistas a los espectadores. En cierto modo, este magnífico largometraje llegaba a las metas del neorrealismo, pero demostrando que eran convenciones asumibles por la industria. Una industria de cine se consolida en Italia: aparecen las primeras grandes productoras, como la Ponti-De Laurentis, y surgen grandes estrellas de la talla de Sofía Loren, Gina Lollobrigida y Marcello Mastroianni.

Arroz amargo - Rocco y sus hermanos - Pan, amor y fantasía
Fotogramas de Arroz amargo, Rocco y sus hermanos y Pan, amor y fantasía

En este momento de transición, en que se hace necesario explorar otros caminos, surgen dos nuevos talentos que, partiendo de una formación neorrealista, abrirán nuevos horizontes al cine italiano: Michelangelo Antonioni y Federico Fellini.

Icono de iDevice Serie Amar el Cine: Capítulos 3, 5 y 11

amar cine

Haz clic sobre el botón Pulse aquí para visualizar los capítulos.

Icono de iDevice

Para saber más

Icono de iDevice

De película

Icono de iDevice

Actividad 3: Ampliación

Icono de iDevice

Actividad 4

El impacto del Neorrealismo ha sido enorme en el cine ¿puedes relacionarlo con tendencias o movimientos actuales?