Estados Unidos

Historias de Filadelfia - Señora Miniver
Fotogramas de Historias de Filadelfia y Señora Miniver

Antes de la guerra, en 1940, George Cukor realizó una de las comedias más sublimes del cine, Historias de Filadelfia (The Philadelphia Story) (1) con Katherine Hepburn, Cary Grant y James Stewart. Pero el panorama cinematográfico cambió con el ataque de la aviación japonesa a Pearl Harbour en 1941, que determinó la entrada de Estados Unidos en el conflicto. Hasta esa fecha la Comisión Clark-Nye vigilaba las películas excesivamente antifascistas, para salvaguardar la neutralidad del país, y de ahí las dificultades de Chaplin con El gran dictador en 1940.

Con la entrada de EE.UU. en la guerra se creó en 1942 la Office of War Information (OWI) que produjo documentales y películas de propaganda. La OWI amplió las restricciones que imponía el Código Hays y llegó a supervisar los guiones de Hollywood para orientar los argumentos evitando la crítica a los valores familiares o militares. Los estudios de Hollywood también se suman a la contienda y su producción cinematográfica se orienta hacia la propaganda bélica de emergencia, y sus más importantes creadores entran a formar parte de las fuerzas armadas. Muchos grandes realizadores como John Ford, Frank Capra, William Wyler, Billy Wilder o John Huston participaron en films de propaganda, explicando al país, a través de sus documentales, las razones de la lucha y los métodos estratégicos que habrán de conducir a la victoria.

Capra y John Ford en guerra - Films de propaganda
Capra y John Ford en guerra (izq.). Algunos films de propaganda (dcha.)

Pero los estudios también entraron en esa dinámica con cintas como la mítica Casablanca o la curiosa Mission to Moscow (1943), una cinta pro-soviética que recalcaba el papel de aliados de los rusos (ambas de Michael Curtiz).

Pero el grueso de la producción de Hollywood articula esta propaganda a través de historias de ficción, como en La señora Miniver (Mrs. Miniver) realizada por William Wyler en 1942. También, la creciente influencia de la minoría católica cristaliza con la aparición de películas consideradas "edificantes" o de inspiración religiosa, de las cuales, la más célebre es Qué verde era mi valle (How Green Was My Valley, 1941), de John Ford.

Casablanca -Ser o no ser - Ma casé con una bruja
Fotogramas de Casablanca, Ser o no ser y Me casé con una bruja

La guerra, el espionaje y la resistencia serán utilizados como pretextos en películas de intriga y aventuras. Es el caso de Casablanca (1942) o la curiosa Mission to Moscow (1943), una cinta que recalcaba el papel de aliados de los rusos, ambas dirigidas por Michael Curtiz, o algunas de las películas de la primera etapa americana de Alfred Hitchcock como Sabotaje (Saboteur, 1942). Otro extranjero afincado en Hollywood, el alemán Ernst Lubitsch, aportará a la causa antinazi la magistral comedia Ser o no ser (To Be or Not to Be, 1942) (2).

Por otra parte, la invasión alemana de Francia provocó la huida a América de un importante grupo de artistas e intelectuales franceses. Entre ellos destacaban René Clair, Jean Renoir y Julien Duvivier. René Clair dirigió en 1942, Me casé con una bruja (I married a Witch), película que lanzó al estrellato a Veronika Lake. Las obras americanas de Jean Renoir y Julien Duvivier no brillarán a la altura de sus trabajos europeos.

Los años de la guerra cierran el período de esplendor de una excepcional generación de Hollywood: Wyler, Ford, Capra... También comienza a extinguirse la estrella de los hermanos Marx. Un ambiente negativo en el que aparece el genio excepcional de Orson Welles, una joven promesa procedente del teatro y de la radio, que llegó a Hollywood cuando la guerra está a punto de estallar.

Meshes of the Afternoon (1943) - Maya Deren
Meshes of the Afternoon (1943) (izq.) e imagen de  Maya Deren (dcha.)

También existió un cine independiente y experimental, y su figura más relevante fue Maya Deren. Sus películas son provocativas y con indiscutibles contribuciones al lenguaje cinematográfico. Algunas son poemas visuales, y otras como mágicos trances oníricos. La primera que dirige es una de las películas de vanguardia más famosas, Meshes of the Afternoon, 1943, con la que anticipa los nuevos cines de los sesenta.

Icono de iDevice Amar el Cine: Capítulos 2, 4 y 6

amar cine

Haz clic sobre el botón Pulse aquí para visualizar los capítulos.

Icono de iDevice

Para saber más

(1) The Philadelphia Story

(2) To Be or Not to Be (para trabajar en el aula).


Icono de iDevice

De película

Trailer de Historias de Philadelphia.

Trailer de Casablanca.

Trailer de To be or not to be.


Icono de iDevice

Actividad 1: Ampliación

Icono de iDevice

Actividad 2

Comenta una gran película en blanco y negro que te impresionara cuando la viste e intenta explicar por qué.