Lenguaje Cinematográfico: El Sonido

1927 fue una fecha clave en la historia del cine. En este año apareció El cantor de jazz de Alan Crosland, que ha venido a considerarse como la primera película sonora del cine. A partir de esta fecha, el cine habría de sufrir un giro brusco hacia una nueva forma de expresión artística: el lenguaje audiovisual.

Realmente, el cine casi nunca había sido una experiencia silente para los espectadores ya que solía ir acompañado con música en vivo y en paralelo a la proyección y, frecuentemente, de las palabras de un narrador en la sala que leía los diálogos y explicaba algunas situaciones. Es decir, la experiencia del cine era ya sonora aunque la música era concebida como acompañamiento, no integrada orgánicamente en el discurso visual.

El cine sonoro es un cambio radical, casi traumático, si se valoran dos aspectos:

  • La introducción del sonido llevó aparejada, debido a aspectos técnicos, la vuelta de la cámara a la inmovilidad de años atrás.
  • La innovación técnica del sonoro no fue acogida de igual manera por todos los miembros del mundo cinematográfico.

Así, mientras compañías como la United Artist lo recibieron con gran satisfacción, otros sacaron las uñas ante el sonido, considerándolo como una perversión que venía a contaminar un lenguaje ya perfectamente evolucionado. Para Chaplin, por ejemplo, la esencia del cine es el silencio. El director francés Abel Gance opinaba que la llegada del sonoro sólo sería útil para los documentales, ya que el cine no tiene necesidad de palabras. Para éste y otros autores el sonoro es una combinación absurda de dos medios de expresión antagónicos: imagen y sonido. Los directores rusos fueron quizá los que más explícitamente se posicionaron frente a la llegada del cine sonoro, o al menos frente a una utilización simplista del mismo. Así, Eisenstein, Pudovkin y Alexandrov firman el manifiesto El contrapunto orquestal, en el que defienden un uso contrapuntístico del sonido, en conflicto con la imagen que lo soporta, para generar sentidos añadidos a lo que se describe.

Pero, evidentemente, a pesar de estos problemas iniciales, el sonido aporta una serie de ventajas:

  • Mayor realismo.
  • Más información, con la consiguiente economía de planos.
  • Potenciación del fuera de campo, ya que el sonido sugiere espacios y acciones que no se ven en el encuadre.
  • Utilización expresiva del silencio con fines dramáticos (antes con el cine mudo, el silencio era obligado).
  • Aparición de nuevos géneros (musical).
  • Y potenciación de otros géneros: policíacos, comedia, documental histórico y didáctico, debido a la información que aporta el sonido a los diferentes tipos de narración.

El sonido en el cine, se ha convertido con los años en un elemento con tanto alcance como otras técnicas cinematográficas y con tantas posibilidades creativas como el montaje.

Icono de iDevice Citas para pensar
Andrei Tarkovski dijo sobre el sonido: "Algunas veces la imagen sigue al sonido y representa un papel secundario y no viceversa. El sonido es algo más que una simple ilustración de lo que está sucediendo en la pantalla." Disponible en Wikiquote.
Icono de iDevice

Amar el cine: Capítulo 7

Capítulo 7: Cantando bajo la lluvia (película posterior, pero con escenas sobre el nacimiento del sonido).

Consulta el PDF Ficha ténica y minutaje para conocer los contenidos completos del capítulo.

 

 


Icono de iDevice

De película

Puedes ver desde aquí una de las canciones de The jazz singer, 1927, considerada la primera película sonora de la historia del cine.