España: los pioneros

El cine llegó a España a través de los operadores de la Casa Lumière, con el objetivo de proyectar sus películas y de registrar nuevas "vistas" para nutrir el catálogo de la Casa. El encargado de traer a nuestro país el cinematógrafo fue Alexandre Promio (a veces firmaba Eugène). Promio había sido el primero en grabar una toma emplazando la cámara sobre una góndola que avanzaba por un canal de Venecia, creando así un nuevo estilo de "escenas panorámicas", precedente del travelling. A él se deben las primeras imágenes filmadas en nuestro país como Plaza del puerto de Barcelona (1896).

Salida de misa de 12 del Pilar - E. Jimeno

En Octubre de 1896, Eduardo Jimeno rodó con un aparato de la casa Lumière, Salida de la misa de doce del Pilar de Zaragoza (1), considerada la primera película española. El barcelonés Fructuós Gelabert -que fabricaba sus propios aparatos- rodó desde 1897 -con Santiago Biosca como operador- películas costumbristas como Riña en un Café o Salida de los trabajadores de la España Industrial y otras dramas de Ángel Guimerà como Tera Baixa (1907) y María Rosa (1908). Barcelona fue hasta los años veinte el centro de la cinematografía española con más de veinte productoras, entre las que destacaron Hispania Films, Studio Films y Barcinógrafo, fundada por Adrià Gual y especializada en Films d´Art con adaptaciones de Cervantes, Calderón y autores catalanes.

Riña en un café - F. Gelabert

Pero la primera gran personalidad del cine español fue el operador turolense Segundo de Chomón, uno de los técnicos más geniales de la época, que descubrió en 1902 un sistema para animar objetos. También inventó numerosos recursos de animación, los fondos transparentes o las cámara sobre ruedas. Además, ideó una proceso para pintar películas en color con una plantilla. En 1905, realizó El Hotel eléctrico, (2) película con trucos rodada por el procedimiento de paso de manivela o "imagen por imagen" (stop-motion) que aplica el principio en que se basará el cine de animación.

Segundo de Chomón

Chomón había trabajado en París desde 1895, siendo el único que podía competir con la espectacularidad de los trucos de Méliès. En Barcelona creó unos estudios y realizó en dos años 48 películas de diversos géneros, pero siempre con trucajes (3). A partir de 1905 fue contratado por la Pathé trabajando en muchas producciones y dirigiendo algunas películas breves.

Participó también en Cabiria (Giovanne Pastrone, 1913), una superproducción del cine italiano que en esos años se decantaba por el gran espectáculo, con ambiciosas producciones históricas como Quo Vadis (Enrico Guazzoni, 1912)(4) o Espartaco (Ernesto Maria Pasquali, 1912), en las que primaba la fastuosidad de la producción (dio origen al género llamado kolossal). Las aportaciones de estas películas fueron esencialmente técnicas y escenográficas, y a ello contribuyó el operador turolense con aportaciones como la puesta en práctica del travelling o carrello, que ya había empleado en la Pathé, y la utilización de efectos de iluminación artificial mediante reflectores y pantallas. También realizó trucajes en películas como El negro que tenía el alma blanca (Benito Perojo, 1927) y en el monumental Napoleón (1927) de Abel Gance. Se calcula que trabajó en unas 500 películas en total.

Trucos fílmicos de Chomón
Algunos trucos fílmicos de Chomón
Icono de iDevice

Amar el cine: Capítulo 7

amar cine

Al comienzo del cápitulo se pueden ver imágenes de Cabiria y de Le pied de mouton.

Consulta el PDF Ficha técnica y minutaje para conocer los contenidos completos del capítulo.

 

 


Icono de iDevice

Para saber más

Puedes consultar las siguientes páginas para obtener más información:

(3) Trucajes. Página dedicada a Eduardo Chomón y sus trucos cinematográficos. En catalán.


Icono de iDevice

De película

(1) Salida de la misa de doce del Pilar de Zaragoza, Eduardo Jimeno, 1896

(2) En esta página de Archive.org puedes encontrar las películas de Segundo de Chomón.

(4) Quo Vadis, Enrico Guazzoni, 1912


Icono de iDevice

Actividad 8

  • Visionado:
    • Puedes acceder a diferentes películas de Chomón en la página Europa Film Treasures (busca por Chomón en el buscador).
    • Hay un excelente documental de la TV3 titulado Chomón. En el enlace tienes información muy interesante (aunque no es posible verlo).

Icono de iDevice

Actividad 9: Lectura

"Segundo de Chomón fue un alquimista impasible y, por tanto, un hombre sin biografía. Trabajó de aquí para allá, pero no nos quedan anécdotas, ni una opinión, ni un solo detalle que revele un carácter apasionado. Aseguran que era paciente, meticuloso y ordenado. Lo cual nos lleva a pensar que fue un perfeccionista. Su genialidad, aplicada al cine, no ofrece resquicios, pero todo lo demás se esfuma, desaparece bajo la tormenta de hechizos y efectos de asombro que logró en su medio millar de películas. No sabemos si fumó un cigarrillo en los muelles de Barcelona, entre gaviotas y vapores que partían hacia el Adriático, ni si se estremeció al ver la Basílica del Pilar y la atalaya de La Seo bajo un ciclón de palomas, ni siquiera qué sintió el día en que contempló la beldad faraónica de Sara Bernhardt, su veste rasgada y transparente y aquella mirada de heroína helénica que se revienta el pecho con una pica de pasión.Todo en él es enigma y consumación."

Así comienza un texto de Antón Castro titulado Segundo de Chomón, la alquimia del pionero.

Léelo y comenta las ideas principales que expresa Castro.