Educación Inclusiva

Módulo 7: Facilitadores de la comunicación social

Para pensar

Te presentamos algunas de las cosas que nos permiten tener una mayor calidad de vida:

niños disfrutando y compartiendo buenos momentos con sus amigos
Disfrutar de los amigos y compartir buenos momentos con ellos contribuye a mejorar nuestra calidad de vida.
Fuente: Banco de imágenes del ITE.

Amplía: Estas son algunas de las cosas que nos permiten tener una mayor calidad de vida. ¿Quieres saber un poco más a cerca de este concepto? Lee el documento….

También ha aprendido a decir «no» cuando no quiere hacer algo y a utilizar el signo de «dame» cuando le quitan algo que es suyo en vez de gritar como hacía antes.

Fomentando las habilidades de comunicación y de relación social estamos favoreciendo que pueda tener voz en su día a día y pueda participar en la sociedad igual que cualquier otra persona.

 
Pedro tiene 7 años y además de ser un niño alegre, juguetón y cariñoso tiene TEA. Vive con su familia y va a un colegio cerca de su casa desde que tenía 3 años.

Cuando llegó al colegio acababa de cumplir los 3 años. Apenas realizaba ningún sonido ni se dirigía a las personas de su entorno para pedir nada. No era capaz de comunicar sus deseos (cuando tenía hambre, sed o quería algún juguete). Tampoco comprendía nada de lo que pasaba durante el día y era un actor «pasivo» dentro de su vida pues todo lo que le ocurría dependía siempre de los adultos que le rodeaban (ellos le llevaban de un sitio a otro y él no expresaba nunca su opinión sobre lo que le apetecía hacer ni era capaz de elegir nada de lo que ocurría). Cuando tenía en las manos algún juguete, le daba vueltas y vueltas y  se quedaba horas mirándolo sin prestar atención a lo que sucedía a su alrededor. Cuando algún compañero le quitaba algo que tenía en las manos gritaba sin cesar para que se lo devolviera. En el patio, pasaba el tiempo aislado, mirando los reflejos de los árboles y contando las rayas de las baldosas que había en el suelo ya que era lo que más le gustaba en el mundo pues no tenía otros intereses.

Reflexiona: ¿Te acuerdas de «las cosas que nos permiten tener una mayor calidad de vida»? ¿Crees que Pedro cuando llegó al colegio podía hacer algunas de ellas? ¿Tenía oportunidades para poder tomar sus propias decisiones o expresar sus deseos, intereses u opiniones? ¿Tenía oportunidades para compartir momentos con amigos? ¿Era independiente y autónomo?

Ha pasado el tiempo (4 años) y hoy Pedro es un niño diferente. Para ser más exactos es el mismo niño, Pedro, pero con competencias diferentes. Hoy se interesa por las personas que están a su alrededor, ha entendido que puede expresar sus deseos, puede pedir aquello que le apetece mediante signos y puede comunicarse con los que le rodean pues todos le entienden y usan signos como él. Cuando tiene hambre pide «patatas» con el signo a su maestra o signa «pis» cuando quiere ir al baño. También ha aprendido a decir «no» cuando no quiere hacer algo y a utilizar el signo de «dame» cuando le quitan algo que es suyo en vez de gritar como hacía antes.  Gracias a los pictogramas comprende el entorno en el que vive y es capaz de anticipar lo que va a pasar lo que le hace poder participar más en su día a día. Gracias a que puede comunicarse y ha aprendido a jugar, comparte momentos de ocio en el patio y en la clase tanto con sus compañeros y sus maestras como con su familia. Está aprendiendo a valerse por sí mismo y ya es capaz de hacer algunas cosas casi sin ayuda como quitarse la ropa, vestirse y comer sólo, aunque para algunas otras cosas sigue necesitando un poco de ayuda.

Niños aprendiendo
El poder aprender a comunicarse y a jugar es fundamental para poder compartir con los demás.
Fuente: Escuela 2 (Valencia)

Reflexiona: Vuelve a leer «las cosas que nos permiten tener una mayor calidad de vida». ¿Crees que Pedro ahora tiene oportunidades para hacerlas? ¿Puede compartir momentos en familia? ¿Puede tener amigos y compartir buenos momentos con ellos? ¿Es independiente y autónomo? ¿Puede disfrutar de su ocio y haciendo actividades que le gustan fuera del colegio?
¿Qué crees que ha cambiado y que posibilita a Pedro una mayor calidad de vida?

Pedro, al igual que el resto de personas con TEA tiene una serie de necesidades en todos los ámbitos de su vida y el papel tanto de las maestras que le rodean como de su familia es el de dar respuesta a éstas.Para ello, es crucial el poder dar oportunidades utilizando los apoyos necesarios con el objetivo de posibilitar una mayor calidad de vida. Fomentando las habilidades de comunicación y de relación social estamos favoreciendo que pueda tener voz en su día a día y pueda participar en la sociedad igual que cualquier otra persona.
Pedro ha aprendido a comunicarse y ahora tiene estrategias para poder hacerlo. Pero eso no es todo lo que ha cambiado ya que la comunicación ha sido la «palanca» que le está permitiendo aprender habilidades para ajustarse y tener voz en su entorno, autorregularse y relacionarse con los demás. También, al tener un sistema de comunicación, han disminuido sus conductas desafiantes pues ya no tiene que gritar cuando le quitan algo, y ha aprendido una forma adecuada de evitar algo que no le apetece hacer, pedir las cosas que desea y negar lo que no desea. También es ahora capaz de expresar los propios deseos, intereses y opiniones.

Enlaza: Para más información puedes repasar el Módulo 9: Facilitadores de los comportamientos positivos que aborda el tema de la Forma y Función de la conducta.

«Toda persona puede mejorar si se le proporcionan los apoyos necesarios» (Tamarit, 1990) y eso no viene solo. El avance del niño o la niña no depende de «lo que lleve dentro» sino de lo que aprenda en el día a día y son todas las personas que le rodean trabajando en equipo las que pueden ayudarle en la mejora de su desarrollo. Por eso es muy importante que tengamos claro cuáles son las necesidades de la persona y darle oportunidades para la mejora de su desarrollo para que pueda lograr una mayor calidad de vida. Hay que empezar a trabajarlo desde pequeños ya que el desarrollo se construye poco a poco, es como una escalera en la que se va avanzando paso a paso, escalón a escalón (Escribano, 2009). ¿A que no serías capaz de subir 20 escaleras a la vez? pues las personas con TEA tampoco. Si queremos dotar a una persona de comunicación (pues es un derecho de todos los individuos y un deber, por tanto, de los adultos que le rodean el dotarle de ella), queremos que sea independiente y pueda valerse por sí mismo, pueda tener amigos y tener momentos de ocio (como todos los tenemos) hay que empezar a subir esa escalera desde el principio y lo antes posible ya que sin nuestra ayuda y sin los programas específicos necesarios esto es casi imposible.

En este módulo vamos a ver cómo podemos ayudar a las personas con TEA a ir subiendo estos escalones, vamos a intentar entender cuáles son los problemas en torno a la comunicación de las personas con TEA y qué podemos hacer, qué programas podemos utilizar para poder dotarles de herramientas para comunicarse y poder así participar y tener voz en su día a día y en su futuro.