Educación Inclusiva

Módulo 4: Adaptaciones curriculares

Adaptaciones por áreas curriculares

Lenguaje

El lenguaje es clave para el desarrollo cognitivo de cualquier niño. Influye en su percepción de la realidad, condiciona el pensamiento y determina la imagen mental del mundo.

La discapacidad visual no impide el desarrollo del lenguaje, sino que se convierte en una herramienta importantísima que asegura la comunicación y es un recurso para aprender insustituible porque le describe la realidad y porque es la base para todos los demás aprendizajes.

En el lenguaje de los alumnos con discapacidad visual encontramos un desarrollo similar al del niño vidente, pero con algunas características específicas:

Los materiales y herramientas necesarios para utilizar en esta área tienen que ver con el aprendizaje del sistema braille (cartillas de enseñanza del sistema: Alborada, Tomillo, etc.; fichas de conceptos básicos, herramientas para la escritura prebraille…) y su utilización posterior en la lectoescritura (textos transcritos, cuentos, libros…). Es muy importante presentar al alumno variadas oportunidades para leer en braille (o tinta). Tener en cuenta que el niño que no ve recibe muchos menos estímulos para leer que el niño que ve, ya que ni los nombres de las calles, ni los anuncios, ni los carteles o pósteres se suelen transcribir en braille.

En cuanto al aprendizaje del sistema braille, se deberá realizar con el mismo método que se establezca para el resto del grupo. Únicamente, se procurará no enseñar a la vez letras simétricas como la “e” y la “i”, que en braille son fáciles de confundir.

Para más información puedes repasar el Módulo 5 que aborda el tema del Sistema Braille.

En cuanto a la escritura en tinta, será conveniente la utilización de papel pautado, de colores y lápices blandos o rotuladores gruesos adecuados al resto visual del alumno. También es importante la utilización de un atril o una mesa inclinada y una buena iluminación para prevenir malas posturas, fatiga o problemas de columna al tener que escribir con la cara tan cerca del papel.