Los libros de texto

Para que un libro de texto sea de calidad, hay que tener en cuenta diversas cuestiones: que sea útil para enseñar, que sea riguroso en sus planteamientos y que ofrezca modelos de identificación a chicas y chicos sin limitar sus expectativas, en ningún campo, por razón de sexo. Es cierto que en los últimos años se han ido produciendo cambios en estos textos y así, cada vez es más habitual encontrarnos con imágenes que representan a niños y a niñas realizando todo tipo de actividades con una representación equilibrada de ambos sexos. También se ven con una mayor frecuencia que en otros tiempos imágenes no estereotipadas en las que, por ejemplo, hay hombres que realizan tareas domésticas o mujeres conductoras o albañilas.

Hay algunos esbozos de información relacionados con tener en cuenta la historia de la vida cotidiana; por ejemplo, en algunos libros de Conocimiento del Medio y de Ciencias Sociales aparecen algunos párrafos dedicados a cómo se vestía la gente en diferentes épocas históricas, cómo fue modificándose su alimentación a partir del contacto con otras culturas o el funcionamiento de los instrumentos y objetos que usaban de forma cotidiana. En algunos libros de Matemáticas y de Ciencias podemos ver aportaciones y datos biográficos de mujeres que hicieron aportaciones en distintas áreas, o que intentan aplicar los conicimientos a situaciones de la vida cotidiana. También, con mayor frecuencia que antaño, se observan enunciados de problemas, ejemplos y actividades, cuyos protagonistas son hombres que van a la compra, se equivocan con el cambio y compran productos de limpieza o de mujeres que, sin dejar de hacer estas actividades, también se interesan por las ciencias, son ingenieras, hacen deporte, etc.

Todo ello indica un cambio que sin embargo no es suficiente ya que una lectura más pormenorizada de muchos de los textos que utilizamos a diario nos lleva a ver que:

  • El protagonismo masculino prevalece en todas las asignaturas; apenas se recogen aspectos relacionados con las aportaciones femeninas a la cultura ni aparece una reflexión sobre la ausencia de las mujeres en algunas épocas históricas o en áreas de conocimiento.
  • Se sigue utilizando el masculino como si fuera genérico.
  • Apenas se mencionan los saberes que las mujeres han ido desarrollando a lo largo de la historia ni se da imporancia a su valor para la vida y la convivencia.
  • El conocimiento sigue siendo abstracto, académico y alejado de la experiencia.

A la hora de elegir, se encuentran grandes diferencias de una editorial a otra; por ello, es importante tener en cuenta al menos tres aspectos: las ilustraciones, los contenidos y el lenguaje. Nieves Blanco en el texto Materiales curriculares coeducativos (puedes encontrar el texto completo en el apartado para saber más), ofrece una serie de pautas a tener en cuenta para elegir textos adecuados. Aquí tienes un resumen de su propuesta:

En cuanto a los contenidos, es importante que los libros que se elijan:

  • Mencionen indistintamente a hombres y mujeres, tanto en actividades profesionales como en la realización de trabajos de cuidado y tareas domésticas.
  • Se haga referencia expresa a los saberes desarrollados por mujeres y se reconozca su valor para el desarrollo individual y social.
  • Reflejen la presencia y aportaciones de mujeres y hombres en los diferentes campos del saber: el arte, la alimentación, las matemáticas, el cuidado, etc.
  • Se ofrezca infomación que explique las escasas referencias de mujeres en algunos ámbitos del conocimiento o en determinadas épocas históricas.
  • Den valor a los logros y a la libertad de las mujeres.
  • Den igual valor a la experiencia, a la observación y al estudio como fuentes de saber.

En cuanto al lenguaje utilizado, es necesario:

  • Evitar el uso del masculino genérico.
  • Utilizar el lenguaje de forma que no se infravalore a las mujeres.
  • Nombrar a ambos sexos, utilizando el masculino y el femenino o bien mediante genéricos.

En cuanto a las ilustraciones, se valorarán aquellos libros que:

  • Prefieren fotografías que recojan imágenes reales.
  • Presenten las diferencias como una potencialidad.
  • Incluyan imágenes de hombres y mujeres en la realización de todo tipo de actividades sociales, domésticas, laborales.
  • Las imágenes presenten a mujeres y hombres compartiendo espacios y actividades.

Y en cuanto a las actividades que proponen es interesante fijarse en:

  • Que haya actividades individuales, grupales, pareja.
  • Que requieran diferentes formatos y diferente nivel de exigencia.
  • Que requieran el uso de diferentes fuentes: preguntar a familias, utilizar periódicos, etc.
Icono IDevice

Galería de imágenes

Muestra Imagen Conocimiento del Medio. 4º Primaria.  Editorial SM (2003) Pág. 121
Conocimiento del Medio. 4º Primaria. Editorial SM (2003) Pág. 121
Muestra Imagen De otra manera. Cuadernos de educación de adultas. P.107
De otra manera. Cuadernos de educación de adultas. P.107
Muestra Imagen De otra manera. Cuadernos de educación de adultas.P 114
De otra manera. Cuadernos de educación de adultas.P 114
Muestra Imagen Matemáticas. 6º Primaria (Un paso más). Editorial Santillana (2006) Pág. 64
Matemáticas. 6º Primaria (Un paso más). Editorial Santillana (2006) Pág. 64
Icono IDevice

Actividad de Lectura

Lee el siguiente texto:

... tenemos pendiente la tarea de hacer visible la aportación histórica de las mujeres y cambiar la mirada o la interpretación histórica, porque las fuentes, como denominamos a los documentos históricos, están sexuadas, como lo está la vida misma, pero la interpretación es neutra en masculino universal y en un discurso separado de la vida. Y nos duele, pero... seguimos con unos libros de texto donde el hombre no tiene origen, no ha necesitado nacer de una madre, ni ser alimentado, ni crecer en relación. Sólo vive para cazar, guerrear y conquistar. Y las mujeres no existen, porque no se las nombra. Nos duele que las nuevas generaciones, que son las protagonistas de la nueva civilización, sigan aprendiendo una historia bélica, alejada de la vida de las mujeres, y cada vez más también de la vida de muchos hombres. Hace ya varias décadas que muchas investigadoras, grupos de mujeres y equipos de profesoras han realizado trabajos importantes para hacer visible la presencia de las mujeres en la historia. Otras hemos intentado aproximaciones introduciendo alguna biografía de mujer, buscando nuevos enfoques didácticos, como por ejemplo poner como eje vertebrador la comida en vez de la guerra.

Milagros Montoya Ramos y Juan Cantonero Falero, En femenino y en masculino: la diferencia sexual en el aula. (Duoda 29, 2005, p.126).


Icono IDevice

Para saber más...

Revisemos nuestros materiales escolares. Aquí tienes un par de textos que pueden ayudarte a valorar si hay sexismo o no en los libros de texto que habitualmente utilizas.

Nieves Blanco. Materiales curriculares coeducativos. En Guía de buenas prácticas para favorecer la Igualdad entre hombres y mujeres en Educación. Consejería de Educación de la Junta de Andalucía 2006.

Revista Coeducación 8 de marzo. Instituto Andaluz de la Mujer, 2008.

Y aquí tienes algunos materiales de diversas áreas que que incorporan las aportaciones de las mujeres. Puedes utilizarlos directamente en el aula o también pueden servirte como ejemplos para diseñar tus propios materiales:

Eulàlia Lledó. Escritoras del mundo. Unidades didácticas. Departamento de Educación. Gobierno de Navarra, 2009.

VV.AA. De otra manera. Cuadernos de educación de adultas. Instituto de la mujer. http://www.educacionenvalores.org/spip.php?article1656

O también, un texto que ya viste en el Módulo 1: Sindicadas. Maestras de la república. http://www.educandoenigualdad.com/IMG/pdf/unidad_maestras_IIrepublica.pdf