La realidad no es neutra

Los acontecimientos que ocurren a nuestro alrededor es lo que ocurre, sin más. Sin embargo, la forma en la que cada cual los narra y los interpreta varía. Asimismo, la realidad afecta de forma diversa a cada ser humano.

Imagina que desde el centro educativo envías una carta a las familias para participar en una reunión de aula. Entre quienes reciben esta carta, habrá quienes ni la consideren, quienes piensen que tienen otras cosas que hacer y les será imposible ir y quienes busquen un hueco para poder asistir a la reunión.

Hay aspectos de la realidad que afectan de forma muy distinta a los hombres y a las mujeres y por eso es importante que unas y otros hablemos de cómo nos afectan las cosas y cómo interpretamos lo que ocurre. Si observamos minuciosamente, nos daremos cuenta de que más allá de las diferencias individuales y de la singularidad de cada persona, hay cuestiones que afectan de manera muy distinta al hecho de ser hombre o de ser mujer.

Algunos ejemplos para empezar a pensar sobre ello serían los siguientes:

  • En un colegio el profesorado cuenta que en el inicio de curso la reacción del alumnado es diferente cuando quien imparte la clase es un profesor o una profesora. El alumnado no se porta de igual manera y, en ocasiones, ellas tienen más dificultades para hacerse con la clase. Cuando lo comentan con otros compañeros a veces ellos les dicen que tienen que utilizar un lenguaje más severo y no ser tan suaves ni comprensivas porque “se les suben a la chepa”. Ellas, en cambio, prefieren continuar así porque su experiencia les dice que de esta forma es más fácil establecer relaciones de confianza con el alumnado.
  • Cuando un alumno o alumna tiene problemas en clase y hay que llamar a la familia, no es habitual que se utilice el mismo lenguaje cuando acude sólo la madre o cuando acuden madre y padre. Un profesor contaba en un curso que prefería hablar con las madres, porque le resultaba más fácil llegar a acuerdos con ellas; añadía que algunos padres acudían cuando ya las cosas no tenían solución y por eso las conversaciones con ellos solían ser muy difíciles.
  • A la hora de enfrentarse a su primera entrevista de trabajo, Carlos y María están preparando su currículum y las respuestas a posibles preguntas. Carlos se centra en sus estudios y en sus aspiraciones. María se prepara además una serie de respuestas relacionadas con su vida personal, porque piensa que es muy probable que le hagan preguntas personales.

La salud laboral de las mujeres 2006

En muchas ocasiones la visión de la realidad de hombres y mujeres es diferente.
Fuente: Instituto de la Mujer. La salud laboral de las mujeres (2006).

Las situaciones anteriores colocan a mujeres y hombres en posiciones muy diferentes a la hora de afrontarlas. Cuando hablen sobre ellas, también lo harán de manera distinta, puesto que su percepción y sus vivencias no han sido las mismas. Por ello, en muchos casos la visión que tienen los chicos y los hombres de una determinada realidad no coincide totalmente con la que puedan dar las chicas o las mujeres.

De ahí la importancia de contar siempre con diversos puntos de vista que nos permitan conocer diversas necesidades, opiniones, visiones de los dos sexos que habitan este mundo y de aceptar esta visión diferente reconociendo la importancia de las aportaciones de cada uno.