Mujeres haciendo historia

Icono de iDevice

Reflexión

¿Qué te contaron sobre las mujeres del pasado cuando eras estudiante?

Quizás, al intentar recordar qué te contaron sobre la presencia femenina en la historia, te quedes en blanco porque en realidad fue muy poco lo que te contaron. A lo mejor, rememores alguna clase en la que se nombró la discriminación y opresión vividas por las mujeres. Puede incluso que te venga a la cabeza alguna mención al feminismo. Finalmente, no es extraño que recuerdes cuándo algún profesor o profesora citó el nombre de alguna mujer artista o científica que haya desempeñado su tarea en algún contexto marcadamente viril.

Fotografía de una madre con su hija en brazos

Todo esto, aunque muy importante y significativo, es sólo una parte de la experiencia histórica femenina. Imagina cómo sería la ciudad o el barrio en el que vives sin las aportaciones de las mujeres. Con esta pregunta puedes darte cuenta de que ellas, con mayor o menor visibilidad, han estado siempre creando mundo y sociedad.

Al observar a las mujeres que nos rodean, verás a muchas madres transmitiendo a sus hijas e hijos el arte de la comunicación y la convivencia. En este sentido, podemos decir que muchos y muchas hemos tenido como primera maestra a la propia madre. No es casualidad, por tanto, que a nuestra primera lengua se le llame lengua materna.

Es destacable, además, el papel jugado por mujeres diversas en el cuidado de la vida, tanto dentro como fuera del ámbito doméstico, lo que ha supuesto un cúmulo de saberes que no siempre se valoran en su justa medida.

Icono de iDevice

Reflexión

¿Cómo serían nuestran vidas sin el papel jugado por nuestras madres y/o por aquellas personas (mayoritariamente mujeres) que nos han cuidado?

Pero esto no lo es todo. Como bien sabes, a lo largo de toda la historia siempre ha habido mujeres que, no sólo han sido instruidas, sino que han creado conocimientos en las diferentes disciplinas del saber. Sus huellas han hecho posible, entre otras cosas, que hoy en día el acceso a la educación reglada de las niñas, aunque con trabas y dificultades, se haya ido legitimando y generalizando a lo largo y a lo ancho del planeta, que la imagen de mujeres moviéndose con señorío en las diversas ramas o disciplinas del saber no sea extraña y que tengamos a nuestra disposición una riqueza enorme de prácticas, investigaciones, herramientas y reflexiones relativas a la coeducación.

A pesar de todo ello, muchas hemos terminado nuestra formación con la sensación de haber estado pisando un terreno ajeno o prestado, sin raíces, sin referentes, sin genealogía, como si el pensamiento, la ciencia, la investigación, la política o el arte hecho por mujeres no tuviera valor ni significación en la historia de la humanidad. Sin embargo, para una niña o una mujer, saber que existe una genealogía de mujeres sabias que han transmitido y creado conocimientos les ayuda a sentirse vinculadas a la historia y a vivir la escuela como un lugar propio, no prestado.

Asimismo, ante la ocultación de lo femenino en su formación, muchos hombres han aprendido que es poco lo que pueden aprender de las mujeres. Por el contrario, dar este tipo de información a un niño o a un hombre es darles la oportunidad para enriquecerse con otros referentes y para descubrir el gusto de aprender de y con las mujeres.

Icono de iDevice

Reflexión

¿Qué se dice en tu escuela sobre el papel jugado por las mujeres en las diferentes ramas del saber a lo largo de la historia? ¿Te parece suficiente y adecuado?

Tras esta pequeña reflexión, creemos necesario hacer memoria y recordar brevemente en qué consistió la experiencia femenina en relación a la educación y el saber…

Icono IDevice

Para saber más...

Si quieres profundizar en esta cuestión, puedes usar la siguiente Unidad Didáctica: